Portones Bari

 

Novedades

 

 

Línea Premium, portones más seguros con un estilo único

 

2015/11/05

 

Aunque a simple vista no se noten diferencias entre productos similares de distintas marcas, existen elementos para identificar la calidad de un portón. Los aspectos estructurales inciden en la calidad final, pero también deben tenerse en cuenta las normas de seguridad que tienen que adecuarse para el confort de usuario.

 

 

Imagen novedades

 

Los portones son bienes durables que deben garantizar un ciclo de vida acorde a la necesidad. Las aberturas de baja calidad con el tiempo se oxidan y doblan, tomando una forma curva que dificulta su funcionamiento. Cambiar un portón en el corto plazo resulta poco conveniente, por el costo que trae aparejado a nivel económico y por la problemática de la obra que suele modificar la dinámica de quienes habitan en la vivienda. La reforma implica romper nuevamente la fachada de la construcción.

Un portón de calidad es construido en chapa BWG 16 para el bastidor y en chapa BWG 18 para la cubierta. La hoja es montada sobre bastidor, lo que le confiere mayor robustez estructural. Además para evitar el óxido perforante, la hoja no debe tener zócalos ni batientes a la vista exterior. Entre otras especificaciones, debe contar con burlete perimetral para más hermeticidad, rulemán blindado regulable, límite de recorrido para evitar el golpe contra el marco, contrapesos recargables con semillas de acero, entre otras.

En términos de estructura, en general las ofertas de portones hablan de medidas (ancho y alto) y de espesores de chapa (chapa 16 = 1,65 mm; chapa 18 = 1,25 mm; chapa 20 = 0,88), pero no se repara en aspectos constructivos de estructura portante, ni de calidad de armado y esto tiene especial incidencia en la calidad del producto final más allá del material que se utilice. Nuestros portones tienen un diseño estructural estudiado y probado que nos permite asegurar la calidad en el tiempo, con más de 60 perfiles desarrollados y probados con medidas que van de 2150 mm a 6000 mm de ancho.

En cuanto al bastidor, es importante tener en cuenta los aspectos constructivos. En productos económicos se puede observar que se arma el portón solamente aplicando puntadas a las chapas, si bien esto se puede considerar correcto en algunos casos, para el armado del bastidor y el marco existen otros procesos productivos para obtener un resultado de mayor calidad. En muchos casos los productos de menor calidad no tienen bastidor sino que son chapas plegadas soldadas por puntos al revestimiento.

En Bari se fabrican los batidores sobre caños estructurales de costuras continuas. El resto de las partes que también requieren soldadura se unen de la misma manera con soldadura continua utilizando maquinas automáticas con aporte de material y gas industrial similar a las que se utilizan en la industria automotriz. Luego las soldaduras se pulen para lograr excelentes detalles de terminación.

Pero eso no es todo, por razones de seguridad, el saliente del portón desde la línea municipal no debe supere los 60 cm ya que de lo contrarío es peligroso para los transeúntes pudiendo derivar en un accidente con la correspondiente responsabilidad civil para el dueño de la casa. Nuestros portones se construyen con saliente no mayor a 60 cm para evitar accidentes y en casos de veredas de transito intensivo, aconsejamos modelos sin saliente (0 cm).

Para finalizar, otro aspecto a tener en cuenta, es que frente a la opción de añadir una puerta de escape lateral, el portón tenga bisagras embutidas, es decir no a la vista; ya que previene que la puerta sea desarmada ante una situación de robo. A su vez, por normas de seguridad, la apertura se debe realizar hacia el exterior para evitar que por un descuido caiga sobre el automóvil o una persona.